Negocios en el multiverso de la planificación


Estos enfoques pueden ayudar a las empresas a comenzar a planificar un futuro incierto. Pero todavía hay mucho más por hacer. Solo el 20 por ciento de los líderes de hoy piensan en su estrategia comercial más allá de un marco de tiempo de cinco años.


Puede que se haya originado en novelas de ciencia ficción, pero la idea del multiverso, la noción de que en realidad existen múltiples universos paralelos, ha ganado credibilidad científica y filosófica en los últimos años.

Como dijo el cosmólogo George Ellis, “Los universos paralelos pueden o no existir; el caso no está probado… A pesar de lo escéptico que soy, creo que la contemplación del multiverso es una excelente oportunidad para reflexionar sobre la naturaleza de la ciencia y sobre la naturaleza última de la existencia: ¿por qué estamos aquí?”.

El concepto es muy similar a cómo las empresas planifican para la incertidumbre. Debido a que el pasado ya no es una guía confiable para el futuro, ahora es el momento que tienen los líderes para prepararse, a los equipos y los negocios, para múltiples y diversas posibilidades.

Entonces, ¿cómo pueden planificar mejor las empresas para el futuro?

Primero tenemos que reconocer que no hay una sola forma de anticipar los cambios que traerá el futuro. Lo que vamos a revelar es una oportunidad increíble para que las empresas vuelvan a imaginar el futuro en tres áreas críticas: cómo trabajarán las personas, cómo haremos negocios y cómo operaremos nuestras organizaciones.

El futuro del trabajo

La planificación del futuro del trabajo como primera prioridad. Eso requiere enfocarse en la atracción y retención de talentos, trabajar para mejorar las habilidades de las personas a medida que evolucionan las necesidades y los roles, e invertir en capacitación para que los empleados piensen en el futuro de manera proactiva en formas nuevas e innovadoras.

Este punto es esencial: la encuesta de servicios analíticos de Harvard Business Review encontró que cuánto se alienta o recompensa a un empleado por pensar en el futuro tiende a corresponder a su posición en la jerarquía de la empresa. Sin embargo, todos los miembros de una empresa pueden contribuir a la preparación para el futuro: la clave es desbloquear esos conocimientos más allá del nivel ejecutivo.

El futuro de los negocios

Las empresas deben repensar cómo los cambios en el comportamiento, las demandas y las circunstancias de los clientes pueden afectar sus propios productos, servicios y procesos.


Luego, las empresas deben pensar en cómo sus organizaciones se involucrarán y colaborarán como parte de una red de partes interesadas interrelacionadas: clientes, proveedores, organismos de la industria, organizaciones gubernamentales e incluso competidores. Estas relaciones y la infraestructura que las rodea pueden reevaluarse y repensarse a medida que surgen nuevas ideas e innovaciones.

El futuro de las operaciones

Finalmente, la investigación reveló que las organizaciones deberían considerar rediseñar su forma de operar mediante la evaluación y mejora continua de procesos como las cadenas de suministro, la logística, los mecanismos financieros y más.

La tecnología es un facilitador clave del cambio aquí.

Piense en cómo la inteligencia artificial puede ayudar a las empresas a trazar una multitud de futuros e interrupciones, luego esté atento a las señales que podrían indicar una de esas posibilidades. O cómo las soluciones de automatización y en la nube pueden simplificar la complejidad y ayudar a las empresas a cambiar el enfoque rápidamente cuando sucede lo inesperado.

Nadie termina de prepararse para el futuro, pero con pasión y compromiso podemos continuar mejorando nuestra comprensión de cómo hacer negocios en el multiverso.

Fuente: SAP